Bandeja de entrada Ayuda

Recomendaciones para encuentros previos

Los encuentros previos son fáciles de organizar y un paso importante para encontrar dueños de perros que encajen con tu forma de cuidar mascotas. Aquí te presentamos algunos de nuestros mejores trucos, consejos y recomendaciones para garantizar que un encuentro previo vaya bien:

  • Evita sorpresas. Si tu propio perro, otras mascotas o niños forman parte de la reserva, llévalos al encuentro previo. Asegúrate de que todos se llevan bien.
  • Camina y habla. Cuando pasees al perro con la correa, asegúrate de que os entendáis bien y que puedas controlarlo sin problemas. Una condición general es imaginar si puedes sujetar o contener al perro. Si te parece demasiado difícil, tal vez sea mejor que otro cuidador se encargue del perro.
  • Haz preguntas. Por ejemplo, ¿Qué tendencias o peculiaridades especiales tiene el perro? Si el perro tiene problemas de conducta, ¿Se comporta de esta manera solo cuando está lejos de su dueño? Escucha atentamente las respuestas y pregúntate si realmente puedes enfrentarte a los desafíos y a las necesidades especiales que puede presentar el perro.
  • Deja claras las expectativas. Asegúrate de que tanto tú como el dueño del perro tenéis claras todas las expectativas en cuanto a la reserva, incluyendo los servicios que proporcionas, el tiempo que el perro puede pasar solo, las rutinas de ejercicio y alimentación, los horarios de entrada y salida del perro y cualquier otro aspecto que consideres esencial para que la reserva transcurra con éxito.
  • Confía en tu instinto. Después de un encuentro previo, pregúntate si te gustaría que el dueño del perro hiciera la reserva de inmediato. Una respuesta afirmativa será una buena señal. Si no te sientes a gusto, sea cual sea la razón, dile con sinceridad que simplemente no eres la persona adecuada en este caso.
¿Fue útil este artículo?
Usuarios a los que les pareció útil: de
¡Gracias por tu feedback!